Sealyham Terrier

LittleDog

Updated on:

sealyham-terrier

El sealyham terrier o ‘sealy’ es un perro intrépido y lleno de energía. Un gran perro de trabajo y buen cazador. También resulta un excelente animal de compañía juguetón, leal y afectuoso. El sealy fue el resultado de un cruce de diferentes terriers buscando un perro robusto y pequeño ideal para la caza.

Altura: 31 cms
Peso: 8-9 Kgs
Pelaje: Longitud Media
Vida: 12 años
Nivel de Actividad: Media
País de Origen: Inglaterra
Precio Orientativo: 1000-1500 € / 1100-1600 $

Apariencia Física

  • Peso. El peso de los ejemplares machos puede llegar a los 9 kg. El peso de los ejemplares hembras puede llegar a los 8,5 kg.
  • Altura. Su altura nunca supera los 31 cm a la cruz.
  • Pelaje. La capa externa es de pelaje largo y duro, conocido como pelo de alambre. La capa interna resistente.
  • Colores. En color blanco puro o con manchas en orejas y cabeza en diferentes colores como el limón, azul, castaño, tejón e incluso negras.
  • Complexión general. Esta raza es de tamaño pequeño pero con gran fuerza. Su complexión es ovalada, activa y de movimiento ágil y buena potencia. 
  • Pecho ancho y profundo.
  • Extremidades cortas y musculosas.
  • Cabeza ancha entre las orejas.
  • Trufa negra.
  • Hocico cuadrado y alargado.
  • Orejas medianas a los lados de las mejillas.
  • Ojos redondos y de colores oscuros.
  • Cola sin amputar: media, más ancha en la base y estrecha en la punta, llevada erecta.

Galería

Temperamento del sealyham terrier

De carácter valiente, amigable, enérgico y dinámico, el sealyham es un excelente perro de compañía simpático y juguetón que muestra lealtad y afecto por sus dueños. También pueden ser entrenados para el trabajo pues son grandes perros ratoneros

Se adapta bien a cualquier entorno pero puede resultar un perro bastante ladrador.

Le encanta ser el centro de atención y hacer travesuras simpáticas. ¡Tiene un gran sentido del humor!

Características del sealyham terrier

Perro guardián. Es un buen perro guardián que desconfía de forma natural de los desconocidos y siempre está alerta, por lo que el sealyham defenderá su territorio con voluminosos ladridos.

Ladrador. Es un can con tendencia a ladrar, por lo que el sealyham puede resultar algo ruidoso.

El sealyham en un piso. Esta raza se adapta perfectamente a la vida en la ciudad como en el campo. Solo necesita cubrir sus necesidades de ejercicio diario.

Educación y adiestramiento. El sealyham es un perro inteligente, vivaz, con ganas de aprender y complacer. Por estos factores, no suele resultar difícil su entrenamiento. 

Recuerda llevar a cabo tus entrenamientos a base de refuerzo positivo. Debe ser un instructor amable y firme ya que el sealy puede resultar algo obstinado.

El sealyham terrier con niños. Si recibe una correcta socialización suele mostrarse amistoso y juguetón con los niños. En caso de niños muy pequeños conviene la presencia de un adulto pues el perro con su energía y arrojo podría dañarles sin querer.

El sealyham terrier con otras mascotas. Pueden llegar a tener buena relación con otras mascotas siempre que se le realice una buena socialización desde cachorro y se le eduque para tener una buena convivencia. Acostumbra a resultar más fácil la convivencia cuando las mascotas se han criado juntas.

Adaptación a la soledad. Al pequeño sealy le gusta estar con sus dueños pero tolera bien la soledad ya que es una raza bastante equilibrada. Lo ideal es que realice ejercicio antes de quedarse solo.

Cuidados

Paseos diarios y actividad. El sealyham tiene que dar rienda suelta a toda su energía, por lo que necesita, al menos, una hora de ejercicio diaria. Le encantan los paseos vigorosos, los juegos, el trote libre en un lugar seguro y los deportes caninos.

Cuidados del pelaje. El cepillado frecuente mantendrá el pelaje limpio, brillante y sin nudos. Lo ideal es cepillarlo a diario o, al menos, tres veces a la semana.

Para mantener el color blanco puro conviene realizar limpieza asidua de la zona de alrededor de los ojos y la barba para que el pelo de la zona no amarillee. 

Se le puede bañar cada tres semanas o una vez al mes, con champú específico para el pelaje blanco.

Conviene acudir a su peluquero/a canino dos o tres veces al año para que le corte el pelo para mantenerlo sano.

Pros y Contras

Ventajas del sealyham terrier

  • El sealyham se muestra afectuoso y fiel a sus propietarios. Es divertido y dinámico.
  • Es un buen perro guardián.
  • Se adapta a cualquier ambiente, ya sea rural o de ciudad.
  • Soporta bien la soledad.
  • Puede destacar en deportes caninos.

Inconvenientes del sealyham terrier

  • El Kennel Club ha categorizado al sealyham dentro de las “razas nativas vulnerables” ya que existe un peligro de extinción. Por esta razón resulta difícil de encontrar.
  • Es un perro con tendencia ruidosa y ladradora.
  • No se recomienda la convivencia con niños muy pequeños.
  • Necesita una hora de ejercicio al día.
  • Su pelaje precisa cuidados frecuentes.

Salud

Según el Sealyham terrier club existen dos patologías frecuentes en la raza:

  • mielopatía degenerativa canina (degeneración de la médula espinal que puede desarrollar paraplejia en las extremidades)
  • luxación de cristalino (disfunción del cristalino que puede desembocar en glaucoma o ceguera).

Ambas son enfermedades hereditarias que deben prevenirse. Se pueden detectar en pruebas de ADN. 

Los criadores deben asegurarse de realizar los cruces con razas sanas, es la manera de evitar las enfermedades hereditarias.

Por lo demás, el sealyham es un perro robusto y de buena salud.

Historia y Origen

A partir de varios terriers, se creó en Gran Bretaña el sealyham. El encargado de desarrollar la raza fue el capitán John Tucker Edwards en su finca de Gales llamada Sealyham, que dio nombre a la raza. En la cría, se buscaba crear un perro robusto y de reducido tamaño para dedicarse a la caza tanto subterránea para animales de madriguera, como en el agua,  para animales pequeños como la nutria y el tejón. 

El sealyham fue excelente en su labor de caza y gozó de gran popularidad a principios del siglo XX. En la actualidad es un perro de compañía alegre, enérgico y buen perro guardián.

El Kennel Club reconoció oficialmente la raza en 1911.

La FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoció la raza de manera definitiva en octubre de 1954 y publicó el último estándar oficial en marzo de 2009; se clasificó en el Grupo 3: terriers, sección 2: terriers de talla pequeña.

ARTICULOS RELACIONADOS