Cotón de Tuléar

LittleDog

Updated on:

coton-de-tulear

El coton de tuléar es un perro pequeño y adorable con un precioso pelaje semejante al algodón. Es cariñoso, fiel y juguetón. Es un perfecto perro de compañía que desea pasar todo el tiempo posible con su dueño. A menudo se confunde con los bichones ya que guardan muchas semejanzas.

Altura: 23-28 cms
Peso: 3,5-6 Kgs
Pelaje: Largo
Vida: 12-14 años
Nivel de Actividad: Media
País de Origen: Madagascar
Precio Orientativo: 1000-1400 € / 1200-1600 $

Apariencia Física

  • Peso. El peso del cotón de tuléar oscila entre los 4 y 6 Kg los machos y entre 3,5 y 5 Kg las hembras.
  • Altura. La altura en cruz de los machos es de entre 26 y 28 cm.
  • La altura en cruz de las hembras es de entre 23 y 25 cm.
  • Pelaje. Su capa de pelo es fino, algodonoso y denso, de unos 8 cm de largo y puede tener una  leve ondulación. No realiza mudas estacionales y no se le cae el pelo.
  • Colores. El color predominante es blanco, se aceptan algunas manchas amarillas o grises más o menos oscuras, sobre todo en las orejas.
  • Complexión general. Es un perro pequeño y robusto, de patas y hombros musculosos, pies redondos y almohadillas planas y pigmentadas. 
  • La línea del lomo ligeramente convexa, espalda firme y musculosa, flancos redondeados menos anchos que el pecho. 
  • Cola gruesa en el nacimiento y fina en la punta; en movimiento la lleva curvada sobre el lomo. 
  • Cabeza corta, triangular vista por encima, stop poco pronunciado, hocico recto y trufa negra o color marrón. 
  • Ojos redondos, oscuros con expresión de viveza.
  • Orejas triangulares y caídas, cubiertas de pelo blanco y/o algunos pelos en color negro o leonado que semejan una mancha gris claro o rojo roano.

Galería

Temperamento

El cotón de tuléar es un pequeño perro sociable, cariñoso, alegre y juguetón. Le encanta jugar y hacer trucos. Adora pasar tiempo con sus dueños, que lo elogien y divertir a los demás. Requiere mucha compañía y atención, no tolerando bien la soledad. Es vivaz e inteligente y se ha de dar salida a su viveza con ejercicio diario y juegos. Acostumbra a ser un perrito muy sociable que se lleva bien con todo el mundo. Es un gran perro de compañía para personas que puedan pasar con él el tiempo que necesita.

Características

Perro guardián. Alertará con su agudo ladrido de la presencia de extraños o cualquier anomalía del entorno, por lo que es un buen perro de alarma, pero su tamaño pequeño no le permite ser perro guardián.

Perro cazador. Tiene el olfato y la tenacidad de un perro cazador de pequeñas alimañas de madriguera por sus orígenes dedicado a la caza. Escarbará con ahínco allí donde su olfato le indique la presencia de alguna presa.

Ladrador. Puede llegar a ser muy ladrador si se encuentra solo por largos periodos.

Educación y adiestramiento. Será necesario educar al cotón de tuléar si ha de vivir en el interior, podrá adaptarse a la vida en un piso, pero será necesario saber imponer calma cuando sea necesario, y también autorizar a exteriorizar su vitalidad en los momentos adecuados. Así como proporcionar los momentos de juego y actividad necesarios.

Recuerda siempre educar con métodos de refuerzo positivo, premiando las conductas deseables.

En cuanto a su socialización, es una tarea bastante sencilla puesto que son normalmente muy sociables y acostumbran a  llevarse bien con todo el mundo.

El coton de tuléar con niños. Al cotón de tuléar le gusta que se ocupen de él, le gusta jugar y divertirse, lo cual lo hace muy compatible con niños en edad de poder jugar con él respetándole y sin dañarle.

El coton de tuléar con otras mascotas. Acostumbra a llevarse bien con perros y gatos, será quien introduzca el juego con las otras mascotas por su carácter juguetón. 

A menudo los propietarios optan por darle un compañero de juegos para dar salida a su carácter.

Adaptación a la soledad. Tiene alta necesidad de compañía, de que le presten atención, juego y cariño. Si se encuentra solo durante mucho tiempo puede desarrollar conductas indeseables como el ladrido constante y/o ansiedad por separación.

Es importante asegurarse de tener disponibilidad para cubrir las necesidades del animal antes de adquirir un ejemplar.

Coton de tulear 04

Cuidados

Paseos diarios y actividad. Necesitan realizar ejercicio diariamente. Es conveniente proporcionarle dos paseos diarios y momentos de juego. También es una raza que disfruta con deportes caninos como el agility.

Cuidados del pelaje. La melena del cotón de tuléar se ha de cepillar diariamente para mantenerlo limpio y brillante. Y se le puede realizar cortes de pelo periódicos.

En caso de llevar el ejemplar a exposición, el pelo se ha de mantener largo y muy cuidado.

Baños. Los baños se han de realizar con champú específico para la raza y con la frecuencia no superior a una vez al mes o cada tres semanas.

Pros y Contras

Inconvenientes del cotón de tuléar

  • El cotón de tuléar demanda mucha atención, necesita compañía constante, tiempo diario para jugar y ejercitarse. 
  • No soporta quedarse solo en casa por largo tiempo pudiendo dar lugar a ladridos constantes y conductas indeseables.

Ventajas del cotón de tuléar

  • Es un perro inteligente y afectuoso. 
  • Resulta muy simpático y si tienes tiempo para prestarle la atención que tanto desea, será un compañero simpático, apegado.
Coton de tulear 03

Salud

El cotón de tuléar es una raza fuerte y saludable de la que no se conocen enfermedades específicas.

No obstante, como a cualquier animal, es importante realizar las visitas al veterinario oportunas y cumplir con las vacunas periódicas y las desparasitaciones

Si vigilamos regularmente los oídos, patitas, dientes y ojos de nuestra mascota, podemos detectar cualquier dolencia y ponerle remedio. Mantener limpios los oídos y pezuñas, limpiar las legañas de los ojos para evitar obstrucciones y cortar regularmente las uñas, son tareas que contribuirán a la buena salud de nuestra mascota.

Historia y Origen

El cotón de tuléar es originario del sur de Madagascar, concretamente de la provincia de Toleara en el siglo XVI.

La raza está emparentada con el bichón maltes y boloñés.

A comienzos del siglo XVI se dieron diversos naufragios de navíos cerca de las costas de Madagascar. En estos navíos navegaban junto a los marineros tripulantes algunos perros bichones, como el maltés, que se encargaban de la caza de ratas. Pudieron sobrevivir a los naufragios algunos tripulantes y también sus perros consiguiendo nadar hasta la orilla.

Al igual que los bichones habaneros, estos perros fueron ofrendados a los habitantes de la isla.

Más adelante, estos bichones se cruzaron con otros perros de la isla y dio paso a una nueva raza: el coton de tuléar con su distinguido pelo de algodón. El nombre hace referencia a la ciudad portuaria de Madagascar, Toleara y a su pelaje algodonoso.

Desde entonces, la raza ha evolucionado mucho, antiguamente, el coton de tuléar tenía un aspecto menos refinado, su tamaño era mediano y tenía un temperamento salvaje  y decidido que le proveía de dotes de buen cazador de animales de madriguera. Seguidamente se convirtió en guardián de rebaños gracias a su vigor y agudo ladrido.

En 1665 se cruzaron con otros perros de la isla de la Reunión y dio paso a una nueva variedad dotada del pelaje algodonoso.

En el año 1977 llegaron a Europa los primeros ejemplares de coton de tuléar y obtuvieron éxito en las exposiciones caninas. La cría se inició en varios países de Europa, siendo Francia la que se dedicó a ello con más intensidad.

La FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoció la raza de cotón de tuléar en septiembre de 1970 y publicó el último estándar oficial válido en noviembre de 1999; se clasificó en el Grupo 9: perros de compañía, sección 1: bichons y razas semejantes.

ARTICULOS RELACIONADOS