CÓMO DIFERENCIAR UN COBBERDOG DE UN LABRADOODLE

LittleDog

labradoodle-or-cobberdog

A menudo, existe una gran dificultad para encontrar las diferencias entre el labradoodle y el cobberdog. Es cierto que ambas razas tienen muchos aspectos en común y se hace especialmente complicado diferenciarlas. Por ello, hemos dedicado este artículo a esclarecer los aspectos en que se diferencian los labradoodle y los australian cobberdog.

Si eres de los que te preguntas si ¿es lo mismo labradoodle que cobberdog? No, no es lo mismo. A continuación, te explicamos la forma en que surgen ambas razas porque ahí se encuentra la primera diferencia entre el labradoodle y el cobberdog. Continuamos con las diferencias en la forma de cría de ambas razas y las diferencias físicas y de carácter que existen entre ellas. ¡Adelante!

¿Cómo surge el labradoodle?

En Australia, el criador Wally Conron creó el primer labradoodle en el año 1988 con el objetivo de satisfacer la petición de una señora invidente con necesidad de un perro de asistencia y guía que, a su vez, fuera hipoalergénico, ya que su marido sufría alergia. Para cumplir su objetivo de crear una raza con las dotes de asistencia y terapia y que no generara alergia realizó un cruce entre un poodle o caniche y un labrador, con el objeto de conseguir el pelo hipoalergénico del caniche y el carácter de terapia y guía del labrador.

El labradoodle ganó gran popularidad y se desencadenó una cría descontrolada de labradoodles generando que estos perros producto de la hibridación, no tuvieran unas características constantes en su temperamento. A raíz de la cría indiscriminada, movida por la moda y el auge del labradoodle, comenzaron a surgir problemas con la raza, dando lugar a ejemplares sin la cualidad de hipoalergénicos y con una apariencia y carácter impredecibles. El propio Wally Conron confesó estar arrepentido de haberlo creado por lo que desencadenó después, incluso llegó a referirse al labradoodle como «perro Frankenstein» haciendo referencia a lo impredecible que es el resultado.

La raza labradoodle no ha sido reconocida por el Kennel Club ni la FCI (Federación Cinológica Internacional) ya que no consideran a los labradoodle como una raza que cuente con características propias y por lo tanto, no contamos con un estándar oficial de la raza.

El término labradoodle hace referencia a las dos razas que se involucran en la cría: labrad ( labrador), oodle (poodle).

¿Cómo surge el cobberdog?

El cobberdog fue creado por Mellodie Woolley, un criador que quiso consolidar una raza mediante el cruce responsable y respetuoso del labrador y el poodle o caniche. El objetivo también era aunar las características hipoalergénicas del caniche con el carácter de asistencia y guía del labrador. Para desvincularse de las malas prácticas que estaban tomando muchos criadores con el labradoodle, decidió crear otra raza con otro nombre: cobberdog, el nombre hace referencia a la palabra cober que significa amigo, compañero; perro amigo.

El cobberdog tampoco está reconocido por la FCI ni el Kennel Club, pero sí se encuentra inscrito en la MDBA ( Master Dog Breeders Associates) que es un registro internacional de perros de pura raza que la reconoció como raza independiente en 2012. Por lo tanto nos encontramos con un estándar de la raza regulado.

Forma de cría del labradoodle

Del labradoodle existen dos tipos de cría:

  • Cruzar caniche y labrador, su cruce original.
  • Cruzar labradoodle con labradoodle para acabar estableciendo una raza nueva.

La problemática es que, al no estar regulado por un estándar oficial, a menudo, se utilizaban para las crías ejemplares sin asegurar la buena salud genética de los mismos.

labradoodle-adulto

Forma de cría del cobberdog

labradoodle

Para la cría del cobberdog se realiza el cruce entre poodle y labrador siguiendo las directrices que marca la MDBA:

  • Asegurar la buena salud genética de los ejemplares.
  • Obtener buen carácter y temperamento de asistencia.
  • La propiedad hipoalergénica (no realizar muda).

El cobberdog posee una secuencia de ADN propia que se repite en todas las generaciones haciendo previsible los resultados.

Temperamento y aspecto físico del labradoodle

Su carácter debería ser amable y dócil, con un temperamento equilibrado y tranquilo. Debería reunir las características de perro de asistencia como una gran empatía y personalidad afable y calmada. No obstante, el resultado, al no estar regido por ningún estándar de la raza, resulta impredecible. De la misma manera, resulta impredecible en su aspecto físico pudiendo tener el pelaje rizado o liso, áspero o suave y de largura media o larga.

labradoodle-negro

Temperamento y aspecto físico del cobberdog

Tanto el temperamento como el aspecto físico del cobberdog resultan predecibles gracias a la secuencia de ADN propia que poseen. La MBDA es la entidad encargada de expedir los certificados de pedigrí del cobberdog.

El temperamento del cobberdog resulta tranquilo y obediente, un perro equilibrado, afable y empático que reúne las capacidades de perro de asistencia. En cuanto al pelaje del cobberdog, tiene un pelo de textura suave y ondulado o rizado.

cobberdog-cafe

Resumiendo, para diferenciar entre el labradoodle y el cobberdog debemos tener en cuenta que surgen ante un mismo objetivo: aunar el carácter dócil, obediente, empático y asistencial del labrador con el pelaje hipoalergénico del caniche.

La diferencia sustancial es la forma de cría y la falta de regulación de una entidad oficial en la cría de labradoodles.

El cobberdog, por el contrario, se encuentra regulado y garantiza unos resultados previsibles. Proporciona una garantía de calidad por estar registrado en la MDBA. Esta asociación tiene registrados todos los ejemplares reproductores y expide certificados de pedigrí de los cachorros cobberdog que cumplen sus directrices.

Te recomendamos asegurarte de que el criador ha sido respetuoso en el cruce, de esta forma tanto el Labradoodle como el Cobberdog son unos perros fantásticos con unas cualidades envidiables.