¿CÓMO ENTRENAR A UN PERRO PARA OBEDIENCIA?

LittleDog

perro-obediencia

Todo dueño quiere una mascota obediente que responda al típico ‘sit’ ‘plas’,… pero más allá de estos tópicos, las clases de obediencia para perros es importante para el desarrollo cognitivo y social del perro, así como para asegurar una buena convivencia doméstica y social. Aprende a adiestrar a tu perro para que sea obediente con estas técnicas básicas de obediencia canina.

¿Qué es la obediencia en los perros?

Lo que se conoce por obediencia básica es el adiestramiento de obediencia para perros más básico y fundamental que consiste en enseñar a su perro a obedecer una serie de órdenes básicas que consideramos útiles e importantes, como por ejemplo:

  • Acudir a tu llamada.
  • Sentarse.
  • Quedarse quieto.
  • Seguirte.
  • No tirar de la correa.
  • Soltar algo que tiene atrapado.

Aspectos fundamentales del correcto entrenamiento de la obediencia en perros

Buena relación entre el perro y su dueño

Cuando el dueño dedica tiempo a jugar y realizar actividades entretenidas con la mascota el vínculo se verá reforzado y el entrenamiento para la obediencia del perro resultará más satisfactorio.

Tener paciencia

El proceso de aprendizaje de las normas básicas de obediencia puede llevar entre 6 y 10 semanas aproximadamente. Algunas razas serán más rápidas que otras, pero conviene afrontar la enseñanza con paciencia y buena voluntad.

Ser constante y progresivo

Se debe dedicar un tiempo diario al adiestramiento para alcanzar los objetivos lo antes posible. Piensa que los cachorros tienen menor capacidad para mantener la atención que los adultos, por lo que los tiempos de entrenamiento de obediencia no pueden ser muy largos, para que resulten efectivos deben ser cortos y constantes. Con perros adultos podemos alargar un poco más las sesiones. De media se pueden  dedicar 10 minutos diarios, se puede alargar conforme el animal se desenvuelva mejor y veamos que mantiene la atención. Elige un lugar tranquilo y sin distracciones. Comienza por enseñar una sola orden o comando y pasar a la siguiente cuando la haya aprendido. Es conveniente hacer recordatorios de todas las órdenes adquiridas.

La palabra ‘NO’ y el tono de voz que utilizamos

El significado de la palabra ‘No’ debe acompañarse del tono de voz cargado de autoridad y rotundidad. El perro debe entender el significado ya que es la palabra que usaremos para cortar cualquier conducta indeseada. 

El perro no entiende todo lo que decimos pero si aprende a comprender los estados de ánimo a través del tono en el que le hablamos. Por tanto, hay que adaptar el tono a lo que se desea transmitir, ya sea aprobación o desaprobación, corregir, felicitar, reñir,…

No gritar

No es necesario gritar para ser rotundo o autoritario. Los gritos solo consiguen asustar y crear estrés y angustia al animal. Debemos entrenar la obediencia de nuestro perro desde el refuerzo positivo y la actitud tranquila pero firme.

El refuerzo positivo, esencial para el adiestramiento de la obediencia de su perro

Reforzar las conductas deseables con premios, caricias o alabanzas. Las conductas premiadas se memorizan mucho más fácilmente y con más rapidez. El perro estará mucho más estimulado a recordar y repetir una conducta que ha sido premiada con una chuchería para perros, un halago y caricias o cualquier cosa que sea de su agrado. Además favorecerá enormemente la repetición de la conducta que ha sido premiada.

art-perro-ejercicio-obediencia

Trucos y técnicas para obediencia en perros: comandos básicos

Sentarse

Para enseñar a tu perro a sentarse cuando se lo ordenes, utiliza siempre la misma palabra, ya sea: ‘sentar’, ‘sit’ o palabras semejantes

  • Agáchate frente a tu mascota sosteniendo un premio en la mano por encima de su cabeza. 
  • Pronuncia la palabra elegida para este comando.
  • Presiona levemente con la otra mano la zona final de la espalda del animal favoreciendo el movimiento para sentarse.
  • Cuando se haya sentado, dale el premio de manera inmediata y felicítalo

Esta orden se utiliza para que nos espere sentado cuando vamos a darle un paseo, prepararnos para salir, rellenar su comedero, etc.

Tumbarse

  • Para el comando tumbarse podemos iniciarlo con la orden de sentarse, situar el premio en tu mano sobre el suelo (en lugar de sobre su cabeza), verbaliza la palabra para el comando‘tumbado’, ‘plas’, o similares. Elige una palabra y utiliza siempre la misma.
  • Favorece que se tumbe presionando levemente con una mano.
  • Darle el premio cuando se tumbe.

Quedarse quieto

  • Para conseguir que el perro se quede quieto, empezaremos con la orden de sentarse. No le enseñaremos el premio. Utilizaremos la palabra ‘quieto’, ‘stop’ o similar y nos alejaremos 2 metros aproximadamente del perro. Inmediatamente volveremos y le daremos el premio.
  • Para este comando es importante realizarlo de manera progresiva, alejándonos cada vez un poco más lejos.
  • Recuerda premiar cada vez que lo consiga y en caso de levantarse cuando nos alejamos volver a repetir la orden.

La finalidad es que el can se quede quieto al recibir la orden aunque nos alejemos o otras personas le llamen. Es un comando muy útil para que el perro nos espere realizando una tarea o para evitar que se acerque a alguien, etc.

Acudir a tu llamada

Es importante que tu mascota acuda a ti cuando le llames para evitar escapismos y otros peligros.

Para conseguir que acuda a tu llamada elige y utiliza la palabra para la orden, las más habituales son: ‘ven’, ‘ven aquí’, ‘aquí’, ‘(nombre del can) ven aquí’.

  • Llama a tu mascota por su nombre y añade la palabra elegida, por ejemplo: Boby ven aquí.
  • Puedes señalar a tus pies con la mano.
  • Mantén un premio en la mano y colócalo en el suelo entre tus pies.
  • Deja que se coma el premio cuando acuda y felicítalo.
  • Repite el ejercicio aumentando la lejanía progresivamente y retirando el premio cambiándolo por alabanzas.
art-perro-obediente

No tirar de la correa

Conseguir que tu mascota no tire de la correa cuando lo llevas de paseo y que camine tranquilo a tu lado es la manera más segura y armoniosa de realizar los paseos. Para conseguirlo debes tener paciencia y seguir los siguientes pasos:

  • Es importante que el animal haya aprendido a obedecer a las ordenes de estar quieto y sentarse pues nos serán de gran ayuda.
  • Una vez en la calle cuando el perro comience a tirar de la correa ordena que se quede quieto
  • Reanuda la marcha e indícale que camine a tu lado, puedes decirle: ‘Aquí’ o ‘junto’, y señalar a tu lado. 
  • Si vuelve a dar tirones vuelve a ordenar ‘quieto’ o ‘sit’. 
  • Vuelve a reanudar la marcha. Si camina tranquilo a tu lado dale un premio. De lo contrario vuelve a ordenar ‘quieto’.

No olvides premiar y alabar cuando cumple con las órdenes.

Con paciencia aprenderá que los paseos debe realizarlos a tu lado y sin tirones.

Existen numerosas órdenes de adiestramiento que se pueden enseñar a nuestra mascota. Las técnicas de adiestramiento con refuerzo positivo resultan las más eficaces. Para cualquier orden que quieras enseñar o para conseguir mayor autocontrol en perros nerviosos, recuerda que los puntos clave son acompañar la palabra con el gesto o ademán de la orden y el premio tras la ejecución. 

¿Tienes un cachorro? Quizá te interese conocer más técnicas y trucos para educar a tu mascota, como el control de esfínteres de esfínteres o la socialización temprana. Todo esto y mucho más en nuestros artículos.