HAZ ESTO PARA QUE TU PERRO NO HUELA MAL

LittleDog

Updated on:

perro-limpio-sin-mal-olor

Si te preguntas qué puedes hacer para que tu perro no huela mal, en este artículo te vamos a explicar las técnicas más sencillas para eliminar el mal olor de tu perro. A muchas personas les resulta muy molesto el olor del perro, debemos distinguir entre el mal olor natural en un perro y el mal olor indicativo de alguna enfermedad. Una vez descartado cualquier problema de salud, el olor puede deberse a diferentes causas. Y se puede arreglar siguiendo nuestros tips de forma sencilla.

¿A qué se debe el mal olor de mi perro?

El mal olor de un perro puede ser provocado por varias causas, por ejemplo: la suciedad (polvo, sudor, etc.), los sacos anales llenos, mal higiene bucal, problemas en los oídos,… O por el contrario, ser síntoma y causa de una enfermedad como hongos, problemas gástricos, etc.

Los perros se comunican entre ellos a través del olfato. Segregan unas sustancias que desprenden el olor característico que nosotros llamamos “olor a perro” y que a ellos les sirve para recibir información como por ejemplo la edad, si es macho o hembra, si está en celo o su estado de salud.

Hay ciertas razas que su olor es muy reducido o casi nulo, si lo deseas puedes conocerlas en nuestro artículo: las razas de perro que no huelen mal

Es importante distinguir si el olor es excesivamente fuerte para descartar problemas de salud. En este caso, acude a tu veterinario/a para que le realice un chequeo para comprobar que todo está correcto. Si además del mal olor también se rasca mucho, el veterinario/a podrá chequearlo para descartar una dermatitis o problemas de la piel que pueden cursar con mal olor potencial.

No olvides que la falta de higiene potenciará el mal olor de tu perro. También ten en cuenta que el perro que se encuentra mojado multiplica el mal olor.

Trucos para que tu perro no huela mal

El baño: punto número 1 para que tu perro no huela mal

Tanto si no lo bañamos lo suficiente como si lo bañamos en exceso, el resultado puede ser potenciar el mal olor de tu perro.

Por lo general, a los perros se les debe dar un baño completo con champú una vez al mes o cada 3 semanas. Si lo bañamos con más frecuencia podemos dañar su piel y dejarla desprotegida, reseca y causarle problemas dérmicos además de un posible aumento del mal olor.

Si el perro se ensucia en el tiempo entre baños, podemos limpiarlo con una toalla humedecida con agua o utilizar las toallitas higiénicas para bebés.

Los productos como el champú deben ser específicos para perros. Existen champús específicos para cada raza y para cada singularidad. Es buena idea utilizar champús que rebajen el mal olor, así como suavizantes y/o sérums para desenredar el cabello que proporcionan brillo y buen olor al pelaje del perro.

Un truco casero para evitar el mal olor del perro es añadir vinagre de manzana al champú del can. Es un ingrediente natural y no resulta dañino. Proporciona brillo, fuerza y rebaja el olor.

Si tu perro huele mal aunque lo bañes, no desesperes, aún tienes que descartar problemas dentales, de oídos o que tenga llenos los sacos anales. Además, siempre puedes utilizar productos contra el mal olor de los perros.

bano-perro

Secar siempre el pelo

Es importante secar siempre por completo el pelo del perro después del baño. Si se lo dejamos secar al aire o no lo secamos completamente, es posible que su olor sea más fuerte, por la razón que anteriormente hemos comentado de que el pelo húmedo potencia el mal olor.

Por lo tanto, después del baño o si el perro se encuentra húmedo, secaremos por completo el cabello.

La importancia del cepillado

El tercer paso después del baño y el secado es el cepillado. Pero también debemos recordar la importancia del cepillado regular del cabello del perro. Mediante el cepillado, eliminamos impurezas, suciedad, caspa, polvo, etc. Es después del cepillado que el pelo queda completamente limpio y, la higiene, contribuye a la mejora del olor. 

Además el cepillado mantiene el pelo sedoso, brillante y desenredado. Y ¿qué tiene que ver esto con el mal olor? pues al evitar enredos o formación de rastas, evitaremos las localizaciones de la acumulación de suciedad por excelencia. Por lo tanto, al cepillarlo regularmente, evitaremos el mal olor del pelaje del perro.

Cada raza requiere mayor o menor frecuencia de cepillado, para conocer la frecuencia de cepillado ideal para tu raza echa un vistazo a su ficha de la raza.  

cepillar-pelo-perro

Higiene de boca

La boca puede resultar un foco de mal olor en los perros. ¿Qué podemos hacer al respecto? pues, lavarle los dientes. Sí, los perros también se lavan los dientes. Existen cepillos y pasta dentífrica específica para ellos, es muy cómoda porque pueden tragársela sin resultar perjudicial. También se realizan higienes bucodentales profesionales que se llevan a cabo en las consultas veterinarias, y consiste en una higiene profunda de la dentadura del perro. Normalmente se aconseja realizar una higiene profesional una vez al año, pero, en según qué razas se han de realizar más a menudo. Esto se debe a que hay razas con tendencia a generar mucho sarro y padecer problemas dentales, ya sea por sufrir apiñamientos, prognatismo de mandíbula o coprofagia, como el shih tzu, entre otros, y estos problemas frecuentemente provocan problemas de mal olor del aliento como la halitosis. 

Si el mal aliento de tu perro es muy severo o le huele la boca a podrido o a pescado o algún olor extraño, debes consultar con tu veterinario/a para descartar que alguna dolencia o enfermedad sea el motivo de la halitosis.

Existen snacks y huesos que limpian los dientes, así que, cuando quieras dar un premio, estas golosinas son una buena opción.

A continuación te mostramos diferentes productos de higiene dental que contribuyen a la salud bucal de tu mascota y a eliminar el mal aliento:

Higiene de los oídos

Otro posible foco de mal olor pueden ser los oídos. El exceso de cera, los hongos, eccema o otras de las diversas dolencias habituales pueden ser el detonante del excesivo mal olor del perro. Sobre todo, las razas que por genética tienen tendencia a sufrir problemas en los oídos, o que tienen orejas grandes y colgantes en las que el oído no transpira.

Nuestro consejo es que inspecciones los oídos de tu perro con cierta frecuencia para detectar si existe alguna anomalía y consultar a tu veterinario/a. 

Puedes limpiar sus oídos con una gasa humedecida. Limpia las orejas y todo el contorno externo, nunca introduzcas nada en el canal auditivo que pueda dañarlo. Lo mejor es que tu veterinario/a te explique cómo realizar la higiene y la mejor manera de mantener limpias las orejas de tu can para evitar el mal olor.

Los sacos anales: causa de mal olor en perros

Otro posible motivo del mal olor puede ser consecuencia de que tu perro tenga obstruidos los sacos anales. Los sacos anales son dos “bolsitas” que se encuentran en el ano del perro. Cuando éste defeca, los músculos del ano presionan los sacos y estos desprenden un líquido compuesto de feromonas con el que rocían las heces. Este líquido es muy oloroso, es por ello que los perros olfatean las heces y se huelen entre ellos. Cuando al can se le obstruyen los sacos, presenta mal olor, entre otros síntomas. En nuestro artículo sobre los sacos anales te explicamos cómo saber si tu perro tiene los sacos anales obstruidos, cómo detectarlo y cómo solucionarlo fácilmente. 

Mi casa huele a perro

Estas son las técnicas sencillas que puedes llevar a cabo en casa para reducir o eliminar el mal olor de tu perro. Para eliminar el mal olor en tu casa, consulta nuestro artículo: tengo perro, cómo mantener mi casa limpia, en él te explicamos la manera de eliminar alérgenos y olores de tu hogar. Piensa que si en tu casa huele mucho al perro, el olor principalmente estará presente en los utensilios del can, es decir, su cesta, manta, juguetes, etc. Utiliza productos como frega suelos, desinfectantes y neutralizadores de olor para que no huela a perro. Y por último, evita siempre que sea posible ponerle ropa al perro. Si es friolero es normal que le abrigues para dar el paseo pero ten diversos trajes para poder cambiarlos y lavarlos con frecuencia, ya que la ropa del perro puede acumular muy mal olor debido al sudor, suciedad y restos de orina.

Resumen de tips para que tu perro no huela mal

  • Darle un baño con champú una vez al mes.
  • Secar siempre su pelo.
  • Cepillarlo con frecuencia.
  • Usar champús y suavizantes específicos para tu perro y que aporten buen olor.
  • Lavarle los dientes con pasta específica para perros.
  • Realizarle una limpieza dental profesional una vez al año.
  • Revisar la higiene de sus oídos.
  • Consultar al veterinario en caso de halitosis.
  • Dar snacks limpiadores de sarro.
  • Cambiar y lavar su ropa con frecuencia.
  • Asegurarse de que no tiene los sacos anales obstruidos.
  • Descartar siempre enfermedades con tu veterinario/a.

Con estos consejos esperamos haberte ayudado a conseguir eliminar o reducir el molesto mal olor de tu perro y mejorar así tu convivencia. Así que ya lo sabes, si tienes perro, visita nuestra web para conocer todos los detalles de todas las razas de perros pequeños y resolver las dudas más frecuentes. Si no tienes perro pero deseas tener uno, visita nuestra web para conocer cuál es tu raza ideal.